timthumb

Artesanía Audio Exoteryc

Mueble Artesanía audio Exoteryc

Mucho ha llovido desde 1997 año en el que adquirí mi primer mueble dedicado al equipo de audio. Y como no podía ser de otro modo, debido a la atención que entonces profesaba por el Audio video, el modelo en cuestión fue una mesa suspendida doble de seis estantes de la serie Reference (el tope de gama), perteneciente al, por aquel entonces, emergente fabricante español Artesanía Audio. No obstante, unos años más tarde y fruto del espíritu inquieto e inconformista propio de toda empresa que no cesa de investigar en pro de una constante evolución para estar siempre entre las primeras firmas dedicadas a crear los mejores sistemas de aislamiento mecánico acústico posibles para el audio doméstico, la firma aragonesa nos presentó la mesa Artesanía Prestige, que suponía la supresión de las baldas de estructura sándwich donde descansaban las diferentes piezas del equipo. Con este upgrade que en su momento, por supuesto no deje escapar , el sonido ganaba en un evidente aumento en la presentación de la riqueza armónica que no se perdía a causa de las cualidades absorbentes propias de los materiales utilizados en la construcción de las mismas (lease DM y el neopreno de las baldas del modelo anterior).

Sin embargo no conforme con todos estos avances D. José Luis Lafarga, (con quien intercambié larga y tendidamente impresiones durante uno de los desaparecidos SONIMAG), máximo responsable de la firma ha seguido empeñado en su constante búsqueda de la perfección, lo que finalmente le ha llevado a conseguir la que hoy día es, sin duda, una de las mejores opciones disponibles en cuanto a muebles para equipos de audio sin compromiso: La mesa Artesanía Audio Exoteryc con plataforma especial para giradiscos que hoy nos ocupa.

Toma de contacto

Debo reconocer que la simple presentación física de la misma hace empequeñecer a los modelos anteriores. De hecho el diámetro de las patas (pilares) de apoyo es de 60mm (15mm más que la Reference y Prestige) lo que supone un incremento del 33% más. También hay una mayor distancia entre las patas que se traduce en un aumento del espacio útil interior destinado a la colocación de los aparatos. Este aumento de peso y estabilidad le confiere una mayor neutralidad debido a la prácticamente nula resonancia estructural de la misma. A su vez, también se han modificado los brazos articulados que se desplazan en movimientos paralelos y angulares, lo que simplifica en gran manera el trabajo de ajuste frente a sus predecesores de la serie Prestige. Otra mejora notable es el aumento de tamaño de los bombines encargados de soportar la estructura interior, así como el sistema de fijación (elástica y mejorada acústicamente) de los discos aislantes sobre los que descansarán las piezas del sistema. De hecho se mantienen en su posición invertida aunque no tengan ninguna pieza sobre ellos, cosa materialmente imposible en el modelo Prestige. Otra mejora que llama la atención, sobre todo para quienes hemos conocido/usado las versiones anteriores, es la completa eliminación del molesto movimiento pendular de la estructura suspendida interna debido al acertado empleo de un sistema de cuatro ajustes situados en la parte inferior de la misma y que permiten un ajuste prácticamente perfecto.

Este mueble permite también a modo opcional la incorporación de una plataforma especial para giradiscos. Dicha plataforma está construida en vidrio tratado con estructura triple sándwich (de 1 cm cada lámina) que descansa sobre un cuadro de acero inoxidable rematado con unas patas con forma cónica del mismo material y cuya forma de copa en su parte superior alberga unos discos de neopreno micro expandido de densidad media (al igual que ocurre con las bases intercambiables disponibles para los discos de suelo) sobre el que descansa el pesado cristal. En la parte inferior de las patas se disponen unas puntas que nos facilitan la perfecta nivelación de la plataforma a la vez que la desacopla del resto del mueble. Si el peso de la base ya es espectacular, cerca de 50 Kgs, no lo es menos la increíble rigidez de la misma.

El  conjunto del mueble con un peso cercano a los 100 kgs descansa sobre cuatro discos (mucho más grandes que sus predecesores) que nos permiten jugar con dos tipos de bases intercambiables bien sea de neopreno (absorbente), bien de poliamida (para disipar la energía sobrante) según nos exija la propia acústica de nuestra sala.

Además el mueble se suministra con unos dampers (2,4 kgs unidad) que actúan tanto para eliminar las micro vibraciones de los chasis, producidos por los propios transformadores, como para el blindaje de los aparatos digitales. En mi caso el resultado con la electrónica amplificación encargada de los graves de las Génesis 350SE es realmente bueno. El grave consigue una sujeción y una definición mucho mayor. El piano presenta una mayor aplomo y claridad sobretodo en las octavas inferiores.

En combate

Comencé el montaje del mueble siguiendo las instrucciones del fabricante y asegurándome de que quedase perfectamente nivelado desde el primer stand hasta la excelente plataforma superior especial para sistemas analógicos. Una vez comprobado que todo estuviese en perfecto orden procedí a instalar el equipo, cosa que, para mi agradable sorpresa no supuso gran esfuerzo como ocurría con las versiones inferiores, debido al fantástico trabajo realizado en la sujeción de los discos encargados de soportar las piezas del sistema.